¿Quién es abogado?

Son muchas las personas que se consideran abogado sin serlo, son muchos los licenciados en derecho que se entienden en la capacidad de opinar sobre derecho. Son eternas las discusiones sobre la profesión y el sentir que representa, si se quiere lo que debería de representar. Sin ser el ánimo de confluir en polémicas innecesarias, una vez se me planteó la disyuntiva que a continuación traslado a esta entrada, ¿cuál es la diferencia entre un jurista y un mero operador jurídico?

He ahí la cuestión, no quien suscribe esto es una persona que se crea con la competencia de opinar sobre derecho, pero no es menos cierto que el ánimo de este letrado es ser un pensante del derecho o al menos llegar a serlo. Sin incurrir en lo que podrían llegar a ser pedantes ínfulas de jurista.

No hace demasiados años pude comprobar como existen numerosos autores que han intentado descifrar la definición de la profesión de abogado. Recuerdo por su especial importancia en la literatura ” El Alma de la Toga” de Ángel Ossorio, y en especial un párrafo que no pocas veces he repasado, no sólo por haberlo subrayado en un color rojo intenso, sino por lo sencillo de la definición;

“[…] La Abogacía no es una consagración académica sino una concreción profesional. Nuestro título universitario no es “Abogado” sino de “Licenciado en Derecho, para poder ejercer la profesión de Abogado”. Basta, pues, leerle para saber que quien no dedique su vida a dar consejos jurídicos y pedir justicia en los Tribunales, será todo lo Licenciado que quiera pero Abogado, no. […]”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s